Foto:Andina

El Instituto Nacional Penitenciario (INPE) separó de sus cargos a tres trabajadores de la Oficina de Registro Penitenciario de la Oficina Regional Lima, mientras duren las investigaciones sobre la excarcelación de los internos Aníbal Zapata Ávalos y Christian Motte Ramírez Gastón, utilizando documentación presuntamente falsa.

Se trata de los servidores Víctor Maguiña Rengifo, técnico del Área de Libertades; Isabel Guerrero Portilla, encargada de Mesa de Partes y Karina Cárdenas Vilcañaupa, subdirectora, según da cuenta un comunicado de esa institución.

Asimismo, dispuso la instalación en la Oficina Regional de Lima, de un Sistema de Verificación de Huellas Digitales, que permita confirmar la identidad de los funcionarios que acredite el Poder Judicial; así como de cámaras de video vigilancia,  con la finalidad de tener un registro fílmico e identificar a las personas encargadas de entregar documentos a esa dependencia.

El comunicado señala que, en atención a la propuesta publica de la ministra de Justicia, Rosario Fernández, se ha solicitado a la Corte Superior de Justicia de Lima, que evalúe la creación de una Unidad Administrativa Centralizada, bajo la competencia directa de la Corte.

Esa dependencia sería la única unidad que remita las órdenes de libertad de todos los juzgados de Lima, señaló el documento.

Respecto a la denuncia interpuesta por la Procuraduría Pública especializada en Delitos de corrupción, el INPE indicó que se aunará a colaborar con las autoridades competentes y, de ser el caso, aplicar las sanciones correspondientes.

Andina