RPP

 

En sesión de consejo, por mayoría de votos se acordó la suspensión del burgomaestre chiclayano, Roberto Torres, y en su lugar asumirá el cargo la primera regidora Elizabeth Montenegro Dávila.

 

Los once concejales acordaron en la sesión, que se llevó a cabo hace instantes en el municipio de Chiclayo, la vacancia del no habido alcalde, y de los dos regidores capturados en el marco de la investigación a presuntos casos de corrupción en la comuna.

 

Asimismo, Montenegro precisó que se aprobó entregarle todas las facultades administrativas para poder hacer funciones como alcaldesa encarga de la Municipalidad de Chiclayo y poder solucionar los problemas que se suscitan.

 

Puntualizó, que espera que el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) eleve lo más antes posible la credencial para empezar con sus funciones.

Lea más noticias de la región Lambayeque.