La Universidad Inca Garcilaso de la Vega tiene menos de seis meses para presentar la implementación de su Plan de Adecuación (PDA) si quiere su licenciamiento. | Fuente: Andina

La Universidad Inca Garcilaso de la Vega podría ser la próxima en ser cerrada por la Superintendencia Nacional de Educación Superior (Sunedu), pues hasta la fecha, solo ha cumplido con una de las ocho Condiciones Básicas de Calidad (CBC).

Un amplio reportaje de Cuarto Poder explica que la casa de estudios se encuentra en una grave crisis económica y ha acumulado una deuda que asciende a 19 millones de soles. Esto no garantiza el cumplimiento de sus flujos proyectados hacia 2021.

Luis Sandoval Cabrejos, director de Economía y Finanzas de la universidad, explica que esta caída se debió a que ellos se adecuaron desde un inicio a la Ley Universitaria, por ello, eliminaron las carreras a distancia. Este sistema de educación atraía a un promedio de 15 mil alumnos anualmente.

Según los estándares de Sunedu, la universidad debe cumplir con 8 Condiciones Básicas de Calidad (CBC). El centro de estudios solo ha cumplido con una y tiene menos de seis meses para subsanarlos, y por el momento parece una labor titánica.

Estos ocho requisitos cuentan con 55 indicadores que garantizan la calidad de la educación de la universidad, de estos, solo 25 han sido favorables, 19 no lo han sido y 13 están en riesgo de incumplimiento.

Excatedráticos de la universidad coinciden en que la raíz del problema es la administración del actual rector Luis Cervantes Liñán. Una de las más controvertidas denuncias en su contra es la de su salario, el cual superaría los 2 millones de soles mensuales. Esto último fue desmentido por el director de Economía y Finanzas de la universidad.

¿Qué opinas?