El ministro de Defensa, Jaime Thorne, sostuvo que hay evidencias para considerar que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) estarían promoviendo las acciones del narcotráfico en la frontera norte del país y el ingreso de armas por la zona del Putumayo.

Thorne dijo que el narcotráfico se ha incrementado en las zonas ubicadas cerca de la frontera entre Perú y Colombia, y consideró que ello estaría relacionado al repliegue de los miembros de las FARC hacia el sur, producto de la interdicción de las fuerzas del orden del país vecino.

“Evidentemente esta situación se debe a la presión que han hecho las fuerzas colombianas a las FARC, lo que ha dado motivo a su repliegue hacia el sur”, indicó en declaraciones a la prensa.

Asimismo, durante su presentación en la Comisión de Defensa del Parlamento, el titular del sector manifestó que se vienen identificando las rutas del narcotráfico en la parte nororiental del territorio nacional.

Informó que la droga se desplaza principalmente por río hacia Colombia y Brasil, a través de las zonas de frontera, y reveló que también existe tráfico de armas que provendrían de la zona de Florencia, en Colombia.

Por otro lado, el ministro informó que en los últimos dos años se han realizado diversos operativos, los cuales han concluido que el narcotráfico está interrelacionado con otras actividades criminales en el denominado Trapecio Amazónico.

Ante esta situación, consideró necesario adoptar medidas para evitar la agudización de este problema.
En ese sentido, entre las medidas dispuestas, dijo que existe un acuerdo del Estado peruano con Brasil y Colombia, para combatir el narcotráfico.

Por otro lado, Thorne confirmó la compra de 12 aviones Twin Otter que pasarán a formar parte del Grupo Aéreo con sede en Iquitos y que llegarán al Perú a mediados del próximo año.
Inmediatamente después, la comisión que preside el congresista Wílder Calderón ingresó a sesión reservada para tratar temas vinculados a la soberanía nacional y equipamiento de las Fuerzas Armadas.