La alcaldesa del distrito de Quichuay, Rosalba Salazar Oré, tuvo que atender en la vía pública a los pobladores durante su primer día de gestión, debido a que el anterior burgomaestre Gónzalo Párraga Camarena, aún no le entrega el cargo.

La autoridad indicó que hace unos días recibió sus credenciales por parte del JNE, tras haber ganado las elecciones complementarias el 4 de julio, intentando iniciar el proceso de transferencia que nunca se concretó.

Asimismo, la anterior autoridad le indicó que la gestión culminaba el 31 de julio a la media noche y que después iniciaría el proceso de transferencia.

Sin embargo, Rosalba Salazar Oré, manifestó que desde hoy asumirá las funciones de edil por lo que juramentó a uno de sus regidores en plena calle por no tener acceso a la municipalidad.

Como se recuerda, el 5 de octubre del 2014, unos 400 pobladores quemaron las ánforas electorales del distrito denunciando un presunto fraude electoral a favor del entonces alcalde Gónzalo Párraga Camarena, nueve meses después se realizaron las elecciones complementarias donde ganó Rosalba Salazar.

 

Lea más noticias de la región Junín