La comisionada de la Defensoría del Pueblo en Huancayo, Rosario Bravo, manifestó que la entidad registró los incidentes, protestas y desmanes ante el descontento de la población con el proceso electoral en algunos distritos.

Indicó que en la provincia de Ricrán (Jauja), un grupo de pobladores tomó el centro educativo donde se llevó a cabo el proceso y agredieron al personal de ONPE, pues denunciaban votos golondrinos.

Asimismo, en el distrito de Quichuay (Huancayo), señaló que la población aún está en pie de lucha tras el presunto sabotaje electoral del alcalde Gonzalo Párraga, a quien acusaron de perennizarse en el cargo.

Por otra parte, hizo un llamado de calma a la población debido a los múltiples desmanes y protestas por el descontento general por algunos hechos que consideran irregulares pero que deben ingresar a investigación.

Finalmente, refirió que los partidos políticos tienen plazo de una semana para retirar la publicidad electoral, de lo contrario serán sancionados.

Lea más noticias de la región Junín