De manera increíble, un niño de 2 años salvó de morir tras caer a un pozo artesanal con agua, de aproximadamente 13 metros de altura, en su vivienda ubicada en la calle Las Flores, en el centro poblado El Trébol, provincia limeña de Huaral. 

Se trata del menor identificado como Junior, quien resbaló a dicho pozo mientras jugaba.

Luego de oír el grito de su pequeño, José Cuya, padre del niño, salió desesperado encontrándolo en ese lugar, por lo que se procedió al rescate del menor junto con los bomberos.

Junior fue conducido al Hospital San Juan Bautista de Huaral, donde los médicos se sorprendieron de su estado de salud, pues solo tenía algunos rasguños.

Lea más noticias de la región Lima