El Frente de Defensa de los Intereses  y el Gobierno Provincial de Recuay (Áncash) realizaron   una jornada de protesta  en Huaraz contra la empresa Hidrandina por los continuos cortes de energía eléctrica que se producen.

Mientras los pobladores se desplazaban por el centro de la ciudad  los establecimientos comerciales cerraron sus puertas para evitar un saqueo.

Los manifestantes, a voz en cuello, decían que era inaceptable que los apagones se registren en cada momento, afectando a miles de usuarios, quienes muchas veces se han visto perjudicados por daños en sus artefactos eléctricos.

La Policía tuvo que reforzar las medidas de seguridad en las instalaciones de Hidrandina debido a las protestas.

Lea más noticias de la región Áncash