A pesar de la sentencia de cuatro años de pena suspendida y tres de inhabilitación para ejercer un cargo público por el delito de colusión desleal, el presidente regional del Cusco, Jorge Acurio Tito, se considera inocente.

“Yo me considero inocente de los cargos que se me acusan, por eso haré valer mis derechos ante la Corte Suprema de Justicia”, dijo.

“Soy respetuoso del Estado de Derecho en el país, esperaremos la determinación de las instancias correspondientes; mientras tanto, continuaremos con nuestras funciones”, precisó.

"La autoridad y la vocación del servicio al pueblo no muere por una resolución emitida por los magistrados. Existen, desde mi punto de vista, incongruencias que deben ser resueltas a nivel jurídico”, agregó.

Junto a la autoridad regional también fueron sentenciados seis funcionarios involucrados en la construcción del coliseo cerrado de Calca. A ellos se les halló responsabilidad en los delitos de peculado de uso y otros.

Lea más noticias de la región Cusco