Juan Diego Flórez es considerado uno de los mejores tenores del mundo. | Fuente: Andina

"Estamos haciendo país por medio de la música", dijo orgulloso el tenor peruano Juan Diego Flórez al presentarse los resultados de un estudio que evidencia cómo Sinfonía por el Perú, programa que él impulsa, va cambiando la vida de menores de zonas en riesgo y de sus familias.

Se trata del primer estudio cualitativo desarrollado en dos núcleos del programa por expertos de la Fundación San Marcos (Universidad San Marcos). La investigación ha sido denominada Resultados Cualitativos #Efecto Sinfonía.

No solo se midió el impacto que la música ha tenido en los menores, sino también en sus familias y en la escuela. Por ejemplo, el 93% de los menores entrevistados reconoce que mejoró su comunicación verbal y su capacidad de socialización.

El 83% ganó confianza en sí mismo, el 65% afronta el rechazo positivamente y el 90% se inclina por trabajar en equipo, comentó Luis Alberto Suárez, investigador de la fundación.

De igual modo, el 85% considera que es importante saber organizar su tiempo y que, ante un conflicto, el 94% se inclina por la negociación para encontrar una solución. Un dato sorprendente, agregó Suárez, es que el 98% tiene planes para su futuro a pesar de vivir problemas cotidianos y situación de pobreza.

“El programa Sinfonía por el Perú les otorga a los chicos herramientas para ser resilientes y enfrentar sus carencias sociales de una manera vital”, comentó el investigador.

Sinfonía por el Peru presenta resultados cualitativos #efectosinfonia

Publicado por Sinfonía por el Perú en Viernes, 14 de febrero de 2020

Los núcleos digitales (fusión de música y tecnología gracias a Fundación Telefónica) representan igualmente una oportunidad para que los menores potencien su proceso de aprendizaje y reduzcan la brecha tecnológica.

El programa Sinfonía por el Perú les enseña a los chicos y chicas a desarrollar habilidades para la vida, aprendizajes sociales y emocionales. Las familias y escuelas lo perciben cuando afirman, por ejemplo, que son más responsables, honestos y perseverantes.

“Estoy muy orgulloso, estamos haciendo país por medio de la música. La mayoría de los chicos son pobres y serlo significa muchas veces sentirse abandonado, ser nadie, sin futuro. Estamos logrando que tengan autoestima, que crean en ellos mismos y que piensen en el futuro sin angustias”, comentó el tenor peruano.

De acuerdo con la evidencia que arroja el estudio, agregó, esta experiencia de formación está mostrando lo que significa la música para la transformación social.

Familias y escuelas

Los datos del estudio muestran que el 60% de las familias reconoce que la conversación familiar mejoró y es más frecuente entre ellos, mientras que el 88% asegura vivir un clima familiar positivo pues la relación entre padres e hijos se optimizó.

En tanto, el 90% de los tutores de las escuelas en donde estudian los alumnos que forman parte de Sinfonía por el Perú refieren que son un ejemplo de cambios positivos para sus compañeros.

El 87% indicó que no muestran síntomas de cansancio durante la jornada de estudio, y el 96% dijo que son responsables con el cumplimiento de sus deberes.

El representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Andrew Morrison, presente en la presentación, halagó la misión de Sinfonía por el Perú. "Después de nueve años, haber llegado a más de 30,000 beneficiados, directos e indirectos, estar presente en nueve regiones del Perú, la evidencia científica (dos encuestas anteriores de la evaluación cualitativa) demuestra que brinda oportunidades y enaltece la dignidad de los niños, niñas y adolescentes que forman parte de esta experiencia musical".

Comentó otros datos positivos de esta iniciativa del tenor peruano: “Gracias a Sinfonía por el Perú se redujo en 42% el uso del castigo, el 75% el embarazo adolescente y en 90% la intensidad del trabajo infantil. Cómo podemos redoblar los esfuerzos para que esta experiencia sea más inclusiva, es una tarea por delante”.

Andina

¿Qué opinas?