RPP/Referencial

A pocos días de cumplir un mes de huelga nacional indefinida de trabajadores judiciales, en la provincia de La Oroya (Junín), un promedio de 150 audiencias fueron suspendidas.

Además, cientos de documentos no ingresaron por mesa de partes, señaló Graciela Morales, juez de Paz.

Asimismo, indicó que al menos 700 litigantes no fueron atendidos retrasándose los procesos y depósitos judiciales. Ante ello, manifestó que esperan la pronta atención de sus reclamos porque no levantarán su medida de protesta.

Finalmente, refirió que las oficinas del poder judicial continuarán cerradas, mientras que los procesos seguirán paralizados, excepto las audiencias penales.

Lea más noticias de la región Junín