RPP/ Referencial

Más de 25 partos son atendidos en la provincia de La Oroya, sin embargo, un promedio de dos bebés mueren en el alumbramiento, informó Patricia Horihuela Cajahuanca, coordinadora del Materno Prenatal del Centro de Salud de La Oroya.

Asimismo, la especialista indicó que de los nacimientos que se registran, al menos tres bebés tienen problemas de bajo peso, mientras que otros nacen con un peso superior a la edad gestacional.

Del mismo modo, existe una alta incidencia de riesgo de muerte materna debido a que las gestantes no asisten a sus controles de embarazo, agregó.

Ante ello, Patricia Horihuela exigió a las gestantes, principalmente a las primerizas, asistir a los controles médicos para detectar malformaciones del feto y conocer los cuidados necesarios durante el embarazo, manifestó.

Lea más noticias de la región Junín