¿La última reserva de agua en Arequipa?

Los nevados dejaron de ser las fuentes de agua de Arequipa. Ahora, la ciudad blanca depende de las lluvias. Y entonces la obligación es retener y guardar el agua que cae del cielo.