Juan C

El templo de la Iglesia Católica en el distrito lambayecano de Jayanca, declarado en 1986 como monumento arquitectónico religioso por el entonces Instituto Nacional de Cultura y que fue muy afectado por el Fenómeno del Niño de 1998, es refaccionado con aporte de los mismos feligreses.

“Hoy estamos refaccionando el templo con ayuda de los mismos feligreses, que están respondiendo en forma positiva y admirable” indica el padre José Ántero Céspedes Verona, uno de los jóvenes sacerdotes que hoy conducen la Parroquia San Salvador de Jayanca.

“En el 2012, en los meses de las lluvias la iglesia se inundó debido a que entró mucha agua porque los eternit estaban muy deteriorados. Eso nos motivó a pensar qué es lo que debíamos hacer para remediar esto, y por eso se programó una feria parroquial” indica el padre José Ántero Céspedes Verona.

Ferias parroquiales

La primera feria parroquial se realizó el 9 de setiembre del 2012, día en que también se celebraba la feria en honor al Salvador del Mundo, patrono de Jayanca.

“Se vendió muchos bingos y bastante comida. Los feligreses invitaron a sus familias, llegaron incluso gente de otros lugares y a pesar de pequeños percances que hubo, la primera feria parroquial fue un éxito, y logramos recaudar más de 16 mil soles” indica el reverendo José Céspedes.

Con lo recaudado se cambió todos los eternits de la bóveda central, a los cuales se les aplicó imprimantes e impermeables, para que duren y resistan el sol y las épocas de lluvia.

“Este año se ha recaudado 21 mil soles, los que se están invirtiendo en la reconstrucción de las alas laterales de la bóveda central, pero se reforzará con más fierro para que no se arquee el techo y tenga una durabilidad de muchas décadas” confiesa Céspedes.

Lea más noticias de Lambayeque