Rosario Coronado

Trabajadores de la empresa agroindustrial Cayaltí (Lambayeque) se movilizaron por las principales calles de la ciudad de Chiclayo protestando contra la invasión de sus terrenos en una extensión de más de 350 hectáreas por parte de personas foráneas.

Demetrio Ruiz Ríos, presidente de la Federación de Trabajadores Azucareros del Perú indicó que trabajadores de otras empresas azucareras de la región se sumarán a próximas medidas de lucha para que el Gobierno Regional no declare como tierras eriazas las 350 hectáreas que son campos cultivados con caña de azúcar.

El dirigente explicó que si procede esa declaración de tierras erizas que pretende ejecutar la Gerencia Regional de Agricultura implicaría que esos terrenos son del Estado y por lo tanto podrían ser adjudicados a las personas que han invadido la zona de Palomino con 350 hectáreas.

Lea más noticias sobre la región Lambayeque