Gregorio Rojas llegó a Challhuahuacho. | Fuente: RPP Noticias

Luego de llegar a Challhuahuacho y de ser recibido por decenas de pobladores, el dirigente Gregorio Rojas Paniura, presidente de la comunidad de Fuerabamba, ofreció un discurso en el que agradeció el apoyo de otras comunidades que se han sumado a la protesta en contra de la mina Las Bambas y aseguró que continuará con esta medida.

"Agradecer profundamente a nuestros hermanos que están acompañándonos. Gracias, hermanos, yo estoy por ustedes acá. Gregorio Rojas nunca se rendirá. Si viene muerte, se vendrá muerte. No voy a dar ni un paso atrás hasta que la empresa y el Estado peruano solucionen este problema", dijo en medio de aplausos.

Tras anunciar que esta tarde se reunirá con dirigentes de cada comunidad, Rojas Paniura negó que estas comunidades sean "antimineras". Por el contrario, dijo que en reiteradas oportunidades han buscado dialogar con la empresa minera y con el Gobierno.

"Furabamba, Challhuahuacho y otras comunidades nunca hemos sido antimineros, hemos apostado por esto, pero el Estado peruano se ha olvidado de nosotros. Hemos buscado en todo momento el diálogo pero nunca dieron la cara", dijo.

Finalmente, el dirigente señaló que en Fuerabamba "han apostado" por el proyecto minero Las Bambas; sin embargo, denunció una falta de acompañamiento del Estado. Por esta razón, pidió respetar a las comunidades que están dentro de la zona de influencia.

"Solo saben que en Fuerabamba tienen plata y casa, pero no saben la realidad que pasamos porque hemos apostado por esta minería, este terreno es de nosotros. ¿Para qué hemos dejado ese terreno? ¿Para que nos encarcelen, para que nos maten?", cuestionó.

¿Qué opinas?