El alcalde de la provincia de Espinar, Óscar Mollohuanca, sostuvo que demostrará su inocencia de los cargos que se le imputan tras los incidentes ocurridos durante la protesta en contra de las actividades de la minera de capitales suizos Xstrata Tintaya.

“Me acogeré al proceso (judicial) que se me sigue, pero en el marco del estado de derecho”, señaló durante una conferencia de prensa.

El ministro de Justicia, Juan Jiménez Mayor, aseguró ayer martes que la liberación de Mollohuanca no significaba que haya sido declarado inocente en torno a las manifestaciones antimineras.

“Nosotros tenemos que velar por los intereses del Estado, en los incidentes de Espinar ha habido actos de vandalismo, delito de destrucción de la propiedad privada, utilización de bienes del estado para fines distintos a los públicos y creemos que esto amerita una investigación”, indicó.

Mollohuanca consideró que la prisión preventiva que venía cumpliendo en Ica ha sido producto de una arbitrariedad. "Me convirtieron en el primer preso de conciencia del país", subrayó.

Expresó su disposición al diálogo a fin que los problemas en esa zona del país se resuelvan a favor del desarrollo integral. “Espero que se genere un clima de diálogo fructífero”, espetó Mollohuanca.

Refirió que en el país se producen un abanico de problemas ambientales y sociales, y en el caso de Espinar, se arrastran hace 30 años, por lo que sus demandas son justas.