Monseñor Bambarén: Lo que hizo el padre Alberto es un sacrilegio

El Obispo emérito de Chimbote señaló que la actitud de Cutié es condenable en todo punto de vista pues profanó lo que es sagrado para los sacerdotes.

El Obispo emérito de Chimbote, monseñor Luis Bambarén, condenó la actitud del padre Alberto Cutié, quien fuera fotografiado junto a una mujer en actitudes cariñosas y que van en contra de los sacramentos y la consagración de los sacerdotes, señalando que su actitud corresponde a "un sacrilegio" y que es "condenable desde todo punto de vista".

"Si un hombre casado le es infiel a su esposa se llama adulterio y en nuestro caso, que somos ungidos y consagrados, también es profanar algo que sagrado, que es nuestra dedicación exclusiva a Dios, y es un sacrilegio, así de duro", enfatizó el monseñor.

Señaló también que dichas fotos representan "un escándalo al igual que lo del obispo Lugo" y que se debe "valorar la gravedad de esto".

Con relación a la discusión constante sobre el tema del celibato en los sacerdotes indicó que lo considera un valor y que se debe tener en cuenta que es una ley eclesiástica.

Ante esto indicó que los sacerdotes que "no viven cerca de Dios y tienen una vida mundana, entonces van a terminar sucumbiendo" antes la tentación que rodea al hombre como sucedió con el padre Alberto y el obispo Fernando Lugo.