El fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, informó que los niños envenenados en Cajamarca consumieron alimentos mezclados con insecticida, según el análisis de los contenidos orgánicos de los cuerpos de los menores fallecidos.

“Se han analizado las vísceras, es decir, los contenidos orgánicos de los cuerpos de los niños que han sido remitidos para el análisis químico y se ha podido determinar la clase de insumo químico que es el causante del envenenamiento”, refirió.

Detalló que la muerte de los tres niños cajamarquinos, que junto a otras 86 personas ingirieron alimentos del Programa Nacional de Asistencia Alimentaria (Pronaa), sigue siendo objeto de investigación.

“Lo que se ha determinado es que era un insecticida. No puedo precisar el dato del nombre en estos momentos, pero era un químico, un insecticida”, agregó el titular del Ministerio Público en Ideeleradio.

Peláez Bardales, en este sentido, detalló que los resultados de los análisis serán puestos a disposición de las autoridades y que serán confrontados para determinar en dónde se originó la contaminación.

“Ya tenemos los resultados de los análisis. Eso será confrontado con los instrumentos que pudieron haber sido utilizados y los alimentos que estaban dentro de las bolsas. Por ejemplo, las lentejas, el arroz y creo que ese día comieron algo de pescado”, manifestó.

Además, indicó que se investigarán las acusaciones contra el extitular del Pronaa, Dante Mendoza, por presuntamente haber intentado sobornar con 150 soles a cada uno de los padres de los niños muertos a cambio de que no denuncien a ese programa social.

“Vamos a confrontar las declaraciones que el funcionario hizo ese mismo día del entierro de los niños, con algunas declaraciones que tienen que ser exhibidas del ex funcionario para ver cuál fue la intención que tuvo, porque hay algunas cosas que se contradicen y también vamos a tener que averiguar quiénes manipularon estos alimentos”, refirió

Andina