Rosario Coronado

El obispo de la Diócesis de Chiclayo (Lambayeque), Jesús Moliné Labarta presentó su renuncia al cargo que ostenta desde hace 17 años ante el Papa Francisco.

La información fue confirmada por el Vicario de la Diócesis, Ricardo Guerrero Orrego, quien precisó que el monseñor Moliné, cumpliría 75 años de labor pastoral el 29 de enero del próximo año, por lo que se vio obligado a dimitir tal y como lo prescribe el derecho canónico.

“La renuncia al cumplir 75 años es un acto obligatorio; sin embargo dependerá del Santo Padre aceptarla o no. Él será quien decida si permanece o designa a su sucesor”, expresó.

No obstante, indició que guarda la esperanza que el obispo se quede unos dos o tres años más, pues asegura que  es un muy querido, aceptado y un gran pastor que se preocupa por las necesidades de los sacerdotes y su prójimo.

Lea más noticias de la región Lambayeque