RPP/Rolando Gonzales

David Jesús Bacilio Cueva, de 27 años, el padrastro que asesinó a la pequeña Nataly Giuliana de apenas un año y 2 meses, relató durante la audiencia judicial de prisión preventiva que imaginó que la menor era “Chuky, el muñeco diabólico”, y que por eso la agarró a golpes.

Aseguró que se nubló y la agarró del cuello y la tiró contra la pared. Esto fue certificado por peritos de Criminalística tras encontrar rastros de sangre en la pared.

Sin embargo, sus declaraciones contradictorias sorprendieron a la representante del Ministerio Público y de Poder Judicial.

En tanto la madre, Lorena Evelyn Aguilar Aguilar, de 19 años, no dejaba de llorar mientras su pareja intentaba justificar el crimen. 

Luego de la sentencia de prisión preventiva de 9 meses, ninguno de los dos protestó.

Lea más noticias de la región La Libertad