Referencial

Un centenar de embarcaciones de pesca artesanal de puerto Morín, Salaverry, Malabrigo, entre otras caletas del litoral de la región La Libertad han dejado de operar por las bajas temperaturas, la ausencia de productos hidrobiológicos y el abuso que estarían cometiendo las embarcaciones de pesca industrial.

La preocupante situación derivó en una crisis económica que afecta a unas 400 familias que se dedican exclusivamente al oficio de la pesca.

En diálogo con RPP Noticias, los hombres de mar señalaron que los propietarios de las embarcaciones pesqueras están optando por dedicarse a otros rubros ya que la pesca artesanal está generado pérdidas.

En ese sentido, los pescadores piden a las autoridades que traten de implementar programas de apoyo a las faenas marítimas para que su economía familiar no siga perjudicándose.

Lea más noticias de la región La Libertad