RPP

Tras seis meses de investigación, la Tercera Fiscalía Provincial Penal de Chiclayo (Lambayeque) presentó formalmente la acusación fiscal contra Ángel “Maradona” Barrios y su supuesto hijo Max Barrios o Juan Carlos Espinoza Mercado por el delito de falsedad ideológica impropia, en la cual además se solicita la pena de 4 años y medio de cárcel para cada uno.

El titular de la investigación penal, Carlos Effio Huamanchumo, en declaraciones exclusivas a RPP, sostuvo que se encontraron elementos suficientes de prueba durante el periodo de investigación para acusar a ambos.

“Hoy a las 10:00 horas hemos presentado la acusación formal contra Maradona Barrios y el señor Juan Carlos Espinoza Mercado. El Ministerio Público ha encontrado suficientes elementos de convicción para configurar la comisión de un delito”, indicó.

Remarcó que pese a los inconvenientes para ubicar y notificar a ambos procesados, y pedir incluso que sean trasladados de grado fuerza a las audiencias judiciales, se logró concluir la investigación preparatoria y la parte acusatoria, luego de cotejar las firmas y pruebas dactilares de los contratos firmados con el club Juan Aurich de Chiclayo.

Agregó que ahora se correrá traslado a las partes y se convocará a la audiencia de control de acusación por parte del Sexto Juzgado de Investigación Preparatoria.

Durante el proceso de investigación se demostró también que la persona de Max Barrios nunca existió y se trataba del ciudadano ecuatoriano identificado como Juan Carlos Espinoza Mercado, quien hasta el momento es inubicable.

Lea más noticias de la región Lambayeque