Referencial

Las más de 200 familias que esta madrugada invadieron el local de la Fundación por los Niños del Perú, en la ciudad ancashina de Casma fueron desalojados por un fuerte contingente de la Policía Nacional tras un violento enfrentamiento.

Los invasores arremetieron con bombas caseras y piedras contra los agentes del orden, quienes respondieron con gases lacrimógenos y en 30 minutos lograron recuperar el terreno que fue donado por el Rotary Club y que actualmente se encuentra en manos de una junta liquidadora.

Durante la batalla campal, la policía intervino a dos personas, quienes fueron trasladadas a la comisaría del sector.

Horas antes del desalojo, la Ugel Casma suspendió las clases en las instituciones educativas República de Chile y Divino Jesús, ubicados cerca al local invadido, a fin de salvaguardar la integridad de los escolares.

Cabe recordar que hace una semana unas 100 personas invadieron el local de la Cruz Roja.

Lea más noticias de la región Áncash