Luego de conocerse el anuncio público del coordinador de la Procuraduría Anticorrupción de Piura, Óscar Gálvez, quien dijo que pedirá prisión preventiva contra las alcaldesas de Piura y Castilla, Ruby Rodríguez y Violeta Ruesta, respectivamente, así como del presidente regional, Javier Atkins, este formuló su opinión en entrevista a RPP Noticias.

Calificó de "irresponsable y sin fundamento" estas declaraciones al indicar que “el procurador tiene que hacer su trabajo, pero debe hacerlo bien”.

Refirió que es por la obra de la carretera ‘kilómetro 21’ que se daría este pedido; sin embargo, se defendió señalando que la obra la heredó de la anterior gestión y la culminaron por administración directa, logrando un ahorro para el Estado de 14 millones de soles.

“Está demostrado que aquella obra hubiera costado 93 millones 157 mil soles, pero tras anular el contrato y ejecutarla vía administración directa terminó en 79 millones 418 mil soles. Un ahorro de 14 millones de soles, eso es lo que no señala el procurador Gálvez”, declaró Atkins Lergios.

La autoridad de Piura dijo, además, que no hay ningún pedido ni documento redactado sobre el tema.

"El procurador ha hablado sobre algo que no existe. Cuando lo haga, el fiscal resolverá y me pondré a derecho. Estoy acá y no tengo ningún problema en ser investigado”, subrayó.

Sobre los demás presidentes regionales que están inmersos en actos de corrupción y con orden de prisión , refirió que cada quien deberá responder por sus actos entendiendo que cada región tiene su dinámica y realidad diferente.

Por su parte, la alcaldesa Rodríguez se pronunció en su cuenta oficial destacando lo siguiente: “responderé al llamado del Ministerio Público. Soy una mujer que respeta las leyes y que da la cara”.

En tanto la alcaldesa de Castilla, Violeta Ruesta, se defendió también calificando de apresurada esta declaración.

Lea más noticias de la región Piura