Referencial

Una menor de seis años, se convirtió en la primera víctima de los pirotécnicos, tras sufrir quemaduras de segundo grado en diversas partes del cuerpo, en la provincia de Sulllana, región Piura.

La niña jugaba con una candelilla la cual lanzó al aire y cayó sobre su vestido el mismo que, por ser de material inflamable, se prendió rápidamente.

Los vecinos al percatarse de lo sucedido auxiliaron a la menor metiéndola en un buzón con agua, para luego trasladarla al Hospital de Sullana donde se encuentra internada por las quemaduras de segundo grado que diagnosticaron los médicos.

Tras lo sucedido, los padres de la menor exhortan a las autoridades un mejor control en la venta de estos productos pirotécnicos que son considerados como legales.

Lea más noticias de la región Piura