En pleno centro de la ciudad de Piura, un trabajador realiza diversas maniobras para pintar los muros del edificio que ocupa el Juzgado Transitorio de Familia sin ninguna protección.

Algunos transeúntes criticaban que el obrero no cuente con ningún tipo de arnés o sujetador para pintar los muros del segundo piso del edificio, ubicado en la cuadra dos de la calle Tacna.

El temerario obrero lleva dos días realizando esta labor sin ningún tipo de protección.

Los cuestionamientos de algunos ciudadanos se orientaban a que siendo una sede judicial donde se deben hacer respetar los derechos de las personas, no se respetan los de este trabajador que debería realizar sus labores de forma segura.

Lea más noticias de la región Piura