Juan Nunura

Actualmente el penal Río Seco de Piura alberga a 2 315 reclusos, aunque su capacidad inicial era para 1 100 internos, duplicando su aforo, indicó el director de este establecimiento penitenciario, José Carranza.

Ayer, un equipo de RPP Noticias llegó hasta la sede del penal y registró el poco control que había para las personas que ingresan, incluso se captó niños que jugaban e ingresaban a este penal. Además, algunos visitantes aseguraban que dentro del penal hay informalidad, se vende cigarros, chicha de jora y se permite el ingreso de objetos prohibidos.

Respecto a la presencia de niños, Carranza dijo que solo llegan hasta el patio de entrada esperando a sus madres, mas no a los pabellones, pues su ingreso solo está permitido una vez cada 15 días, los fines de semana porque van a ver a sus padres que están internos.

Por otro lado informó, que ingresan diariamente entre 5 a 6 personas, incluso a veces se incrementa hasta 10 y solamente sale un reo, esto según afirmó, se debe a que el Poder Judicial ya no otorga muchos beneficios penitenciarios como lo hacía antes.

Lea más noticias de la región Piura