El presidente regional de Piura, Javier Atkins; la alcaldesa, Ruby Rodríguez; y jefes policiales y militares participaron en una solemne ceremonia para conmemorar el Día de la Bandera y Batalla de Arica.

La ceremonia contó con una emotiva escenificación del momento en que un emisario chileno conmina a la rendición del Ejército Peruano recibiendo la heroica respuesta del coronel Francisco Bolognesi: Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré hasta quemar el último cartucho.

En este contexto, el arzobispo de Piura monseñor José Antonio Eguren Anselmi dijo en su reflexión que ‘Pareciera que a pesar de los años transcurridos, los peruanos no hemos aprendido aún la lección legada por nuestros héroes: amar al Perú’.

“133 años después, estamos aquí reunidos a los pies de su efigie señera para renovar nuestro compromiso con el Perú y para decirle que su sacrificio y el de los defensores del Morro no ha sido en vano y que desde nuestra fe cristiana y católica nos esforzaremos, ‘hasta quemar el último cartucho’, por construir un Perú justo y reconciliado”, enfatizó el monseñor.

Lea más noticias de la región Piura