RPP/Referencial

Trabajadores del Gobierno Regional de Piura acataron un plantón en las puertas de sus oficinas y cesaron por varios minutos sus labores, exigiendo el reconocimiento de beneficios laborales.

El dirigente Juan Burgos aseguró que dentro de su pliego de reclamos existen cuatro puntos específicos, uno es el horario de trabajo que aseguran es arbritario y el colaborador no cuenta con el tiempo necesario para poder tomar su refrigerio.

“Si no es posible cambiar el horario, entonces exigimos que se respete el horario de las ocho horas. Otro de los pedidos es el cambio de uniformes y se nos reconozcan horas extras”, señaló Juan Burgos.

Por otro lado, el dirigente indicó que el gobierno regional tiene una deuda sobre los intereses de los beneficios de alimentos y productividad con dichos trabajadores que ascenderían a 100 mil soles por trabajador.

Después de conversar con funcionarios regionales, los trabajadores decidieron suspender la medida hasta el que se retome el diálogo, resultados que se conocerán la tarde hoy miércoles.

Sin embargo, aseguró que de no llegar a ningún acuerdo con las autoridades, a más tardar el martes se iniciará una huelga regional indefinida.

Lea más noticias de la región de Piura