Henry Urpeque

La Unidad de Tránsito de la ciudad de Chiclayo (Lambayeque) reveló que un promedio de 100 conductores del servicio público, específicamente de combis, circulan con normalidad pese a haber acumulado más de 15 papeletas por diferentes faltas durante el año.

El jefe de esta unidad policial, comandante PNP Edwin Dávila Paredes, sostuvo que todos estos conductores fueron sancionados por recoger pasajeros en medio de la pista, pasarse la luz roja, hablar por celular, entre otras faltas sancionadas por el reglamento de tránsito. Sin embargo, por la falta de control y un lugar donde puedan ser depositadas sus unidades, continúan circulando libremente como si nada.

“Es increíble el nivel de informalidad e impunidad que hay aquí. Estos choferes tienen más de 15 papeletas acumuladas y pese a ello siguen trabajando. Son un peligro al volante”, indicó el oficial.

Dávila Paredes detalló que este problema se agudiza por la presencia de más de 50 paraderos informales que existen en toda la ciudad, hecho que dificulta el control del tránsito en horas punta.

“Pese a los operativos, no hay solución. Hasta ahora son más de 20 mil papeletas las que hemos aplicado, pero igual los conductores siguen frescos en sus carros. ¿Qué podemos hacer?”, finalizó.

Lea más noticias de la región Lambayeque