Después de dos horas de rendir su manifestación por el presunto delito de corrupción, el presidente del Gobierno Regional de Arequipa, Juan Manuel Guillén, anunció que iniciará una lucha contra el “sicariato moral”.

“Iniciaré una lucha contra el sicariato moral,  contra los asesinos de la honra y dignidad de las autoridades y funcionarios”, enfatizó el presidente regional.

Detalló que todo viene de las informaciones tendenciosas de algunos periodistas que dan a entender que él lidera la corrupción en el gobierno regional. “Daré todas las facilidades durante la investigación que realizan a las autoridades y pediré a los funcionarios dar las facilidades y en caso hayan involucrados deben ser sancionados previa presentación de pruebas”, acotó.

Hizo un llamado a la población a que confíen en él y ratificó que las denuncias en su contra son por intereses políticos a pesar que legalmente ya no puede participar en el proceso electoral.

Lea  más noticias de la región Arequipa