Primo de arqueóloga asesinada revela detalles de crimen ante la Policía

Homicida confeso dijo que tuvo una fuerte discusión con Kory Ávila debido a los S/.18 mil que le debía. Detalló con frialdad que la atacó con un martillo y luego enterró su cuerpo.

Henry Alzamora confesó ante la Policía que asesinó a su prima, la arqueóloga Kory Ávila Vereau, cuyo cadáver fue hallado el pasado 28 de diciembre.  Detalló con frialdad que la atacó con un martillo y luego enterró su cuerpo en un jardín cercano al lugar del crimen.

El homicida confeso dijo que llevó a su prima a un departamento deshabitado para convencerla de que le pagaría los 18 mil soles que le debía.  Los argumentos de Alzamora no la convencieron y entablaron una fuerte discusión.

“Ella se volteó y la golpeé con un martillo", afirmó al indicar que Kory Ávila intentó defenderse con una pala pero él la contuvo y continuó golpeándola.

“La tomé por los tobillos y la subí al cuarto. Después la até de pies y manos, la coloqué en posición fetal y la mentí dentro de bolsas y un costal. La amarré y la dejé recostada sobre la pared”, narró según un video de su confesión propalado por “Panorama”.

Agregó que días después del asesinato contrató a un hombre para que cavara un hueco en el jardín del departamento.

Enterró el cuerpo dentro de un costal y para evitar que el olor del cadáver se disipara, lo roció con sal. Se supo que también echó ácido en el rostro de su prima para evitar que fuera identificada, pero ello no lo dijo en su confesión.

Como se recuerda, la arqueóloga Kory Ávila, de 37 años, fue hallada muerta después de 22 días de búsqueda en la urbanización Los Pinos, a media cuadra de su vivienda, en la ciudad de Trujillo (La Libertad).

Ella había viajado a Trujillo para celebrar la Navidad con su familia, ya que trabajaba en Cusco para una concesionaria de Pluspetrol.