Puno: Agosto, mes de la Pachamama o Madre Tierra

Según las creencias populares, la tierra se abre en el mes de agosto y está sedienta y débil, por lo que se deben realizar ofrendas.
Referencial

Durante el mes de agosto, muchas personas realizan la ofrenda a la Pachamama o Madre Tierra a manera de retribución. Algunas parejas esperan esta fecha para sellar su unión con el matrimonio.

Y es que en Puno, el octavo mes del año no pasa desapercibido, pues desde el 1 de agosto se realiza la ofrenda a la Madre Tierra, porque según los antepasados la tierra despierta con hambre, está sedienta y se debe nutrirla y ofrecerle alimentos para darle fuerza.

Pues según las creencias, la Pachamama considerada como matriz de vida y fuente de existencia requiere de energía para que vuelva a fecundar y procree frutos, pues durante el mes de junio esta desfalleciendo.

La costumbre de la ofrenda a la Pachamama ya no solo se practica en la zona rural, pues también el poblador urbano la realiza en otras localidades, para encomendar sus propiedades, la salud y economía, asegura el historiador Juan Astorga.

Según los antepasados, durante ese mes se debe alimentar a la Pachamama para que en setiembre se inicie el ciclo de la fecundidad, es decir se inicie la siembra y que en marzo dé a luz, fecha que coincide con la cosecha en el sector rural.

La ofrenda a la Pachamama

Las ofrendas también son conocidas como despachos a los apus o cerros, ceremonia que se realiza con efectividad, dicen algunos, durante agosto.

El historiador Juan Astorga indica, a través de sus publicaciones, que la ofrenda a la Madre Tierra, es una manera simbólica  en la cual el hombre devuelve a la Pachamama lo que ha sacado de ella, cuya finalidad es el restablecimiento de la reciprocidad entre el ser humado y la naturaleza.

Para los pobladores del sector rural, con la ofrenda, el campesino pide permiso a la Pachamama para poder abrirla y devolverle de manera simbólica algunos frutos.

La ofrenda es realizada por un "Yatiri" que debe conocer como se acomoda la mesa (ofrenda con hierbas, lanas multicolores, fetos de llamas u ovejas, coca, alcohol, grasa de auquénidos, incienso, copal, entre otros).

El "Yatiri" debe saber escoger y ordenar las hojas de coca para el K"intu (grupo de 6 o 12 hojas de coca, según sean aymaras o quechuas) y además colores de otros elementos para realizar el despacho.

Luego se challa (ritual andino donde se riega la tierra u otro bien con alcohol y elementos simbólicos) la ofrenda con vino, acto que es acompañado con oraciones que se realizan a los apus o cerros,  pidiendo permiso y solicitando favores.

Todos los productos que se alzan en la mesa se colocan en una inkuya o awayo (pequeña manta multicolor) y luego se inicia la fogata donde se ofrecen los productos a la Madre Tierra.

Por: Paty Condori

Lea más noticias de la región Puno