Cientos de pobladores de la ciudad de Puno se trasladan al centro poblado de ichu, ubicado a 20 minutos de viaje en transporte terrestre para participar de la celebración en honor a San Pedro y San Pablo.

Después de la procesión, las calles de esa localidad se llenan de danzarines quienes bailan al son de sus bandas musicales. La mayoría son residentes en otras regiones quienes retornan a su natal para ser parte de la fiesta patronal.

La gente además aprovecha su estadía en la localidad para degustar el tradicional chicharrón que es muy solicitado por los que asisten a la celebración religiosa.

Lea más noticias de la región Puno