RPP/Referencial

En una reunión multisectorial convocada por el sector Salud se determinó que en el plazo de 48 horas se deberán iniciar acciones para el recojo de basura en la ciudad de Juliaca, provincia de San Román (región Puno) ante la repercusión que implica para la población.

Luego de la reunión que se realizó en privado en la Municipalidad Provincial de San Román, se informó también que acumularon aproximadamente 6 mil toneladas de residuos sólidos, así como la propuesta de tres terrenos para relleno sanitario, pero no precisó su ubicación.

Víctor Candia Mengoa, director del hospital Carlos Monge Medrano de Juliaca, precisó que se convocó a esta reunión por el riesgo sanitario que representa el cúmulo de basura para la salud de la población y ver cómo se colabora con esta problemática desde su sector.

Mañana sostendrán otra reunión para fijar las estrategias para el recojo de los residuos sólidos y el lugar donde van a ser llevados como botadero temporal controlado, para cuyo efecto se tramitará la autorización a través de la Dirección Regional de Salud (DIRESA) de Puno.

El galeno dijo enfáticamente que está completamente descartado volver a Utilizar el botadero de la comunidad de Chilla que por años fue utilizado de manera informal, sin dar el tratamiento correspondiente a los residuos ni cumplir con la disposición para su selección y eliminación.

“Lo que mañana vamos a definir un botadero controlado para el tiramiento de los residuos sólidos que el algunos casos serán enterrados”, puntualizo, pero que este sería temporal ya que en dos años la municipalidad deberá contar con un relleno sanitario de acuerdo lo establecido por ley.

De otro lado, señaló que aún está en pie el convenio con la Municipalidad Distrital de Tiquillaca, en la provincia de Puno, cuya propuesta para un botadero provisional  habría sido bien recibida por su alcalde que todavía esperará la aprobación del consejo municipal este domingo 02 de agosto. 

Los ciudadanos de Tiquillaca reaccionaron de inmediato y rechazaron tal pretensión indicando que además de atentar contra su salud se contaminaría el lago Umayo, “si el alcalde está de acuerdo, que lleven la basura de Juliaca a su casa”, dijo la pobladora María Ruelas a través del Rotafono de RPP Noticias.   

Lea más noticias de la región Puno