RPP/Referencial

La Primera Fiscalía Provincial Penal Corporativa de Puno, solicitó 28 años de prisión efectiva para el ex dirigente Walter Aduviri Calisaya y otros 17 dirigentes por los desmanes causados  durante la convulsión social de mayo del 2011 denominada el “aymarazo”.

Entre los denunciados se encuentra el alcalde de Desaguadero, Juan Carlos Aquino Condori, dirigentes y tenientes gobernadores como Patricio Illacutipa, Edwin Condori Chipana, Rufino Machaca, Gilver Chura Yupanqui, Javier Pari Sarmiento, Domingo Quispe Tancara, entre otros.

Como se recuerda, Aduviri Calisaya dirigió la protesta contra el proyecto Santa Ana, de la minera Bear Creek, en el distrito de Huacullani, provincia de Chucuito, sitiando además la ciudad de Puno donde se siniestraron los locales de la Sunat, Gobernación, Contraloría de la República y el saqueo de Aduanas.

Asimismo, también se destruyeron otras instituciones públicas en la provincia de Chucuito, además del bloqueo de vías hacia la zona sur; el conflicto llegó a su fin con la derogatoria del Decreto Supremo 083 y la cancelación del proyecto Santa Ana.

La fiscal Madeleine Córdova Iriarte, precisó que los imputados deberán afrontar los cargos de extorción agravada, por el que se ha solicitado 21 años de prisión y siete años por el delito de disturbios, además informó que tienen hasta el 10 de junio para absolver las acusaciones.

Lea más noticias de la región Puno