RPP/Referencial

Isabel Roque Noa (22) junto con su hijo de apenas cuatro años fueron sorprendidos cuando sustraían algunos implementos que se encontraban dentro de un local de PRONOEI, en el Barrio Villa Hermosa, región Puno.

La mujer rompió el vidrio de la ventana para ingresar a su pequeño hijo, dando las órdenes de que le pasara las frazadas, colchas, celulares, zapatos y otros implementos del cuarto.

Gladys Méndez encontró a la mujer cargando las pertenencias; inmediatamente, aparecieron los vecinos del barrio e intentaron linchar a la mujer.

Los efectivos del orden llegaron hasta el lugar para rescatar a la mujer del linchamiento. Madre e hijo fueron trasladados a la comisaría más cercana.

Lea más noticias de la región Puno