RPP/ Henry Urpeque

Personal del destacamento policial de Huaca Rajada Sipán de Lambayeque, sorprendió a un grupo de sujetos que se encontraban profanando restos arqueológicos en el centro poblado de Colllique Alto, distrito de Saltur, zona donde aún se albergan vestigios de la cultura Sipán.

Los agentes hallaron un pozo de aproximadamente dos metros de profundidad donde se halló en su interior seis ollas de barro, cinco crisolitos de barro, un fragmento de cántaro, todas ellas asociadas al periodo Intermedio Tardio, según explicaron los arqueólogos de la zona.

Los huaqueros al notar la presencia de la policía huyeron entre los matorrales abandonando las valiosas piezas arqueológicas desenterradas. La policía traslado todos estos cerámicos valiosos hasta al Dirección Regional de Cultura, para su conservación.

Mientras tanto, en la ciudad de Chiclayo, personal de patrullaje a pie intervino a un ciudadano piurano que vendía replicas de huacos y mantos de la cultura Paracas a los turistas, haciéndolos pasar como roginales. Se trata de Jorge Cobeñas Silva (32), quien trasladaba en una mochila 14 replicas de huacos de la cultura de Chavín, Mochica, Chimú y hasta un manto que pretendía vender por 3 mil soles.

Todos los objetos culturales fueron trasladados a la unidad policial para la investigaciones del caso.

Lea más noticias de la región Lambayeque