SERFOR
Las taricayas provienen, en su mayoría, de incautaciones en la capital que realizó SERFOR, desde 2020. | Fuente: UPA.

La más grande movilización de este año. Más de 110 tortugas taricayas, que se rescataron del tráfico ilegal de animales silvestres en Lima, fueron trasladadas este fin de semana a un centro de rescate de Iquitos para, posteriormente, ser liberadas en su hábitat natural, anunció Unidos Por Los Animales (UPA), organización civil que coordinó el traslado con los permisos correspondientes del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR).

Las taricayas provienen, en su mayoría, de incautaciones en la capital que realizó SERFOR, desde 2020, en locales donde se ejercía el tráfico ilegal de animales silvestres. Otro porcentaje procedió de personas (compradores) que las entregaron, voluntariamente, al no poder asumir los cuidados especiales que demandan las tortugas en sus domicilios; mientras que un menor número lo representaron casos de abandono, hallazgos, etcétera.

A partir de noviembre de 2020, muchas de estas tortugas acuáticas pasaron al cuidado del equipo de profesionales de UPA hasta la fecha, llegando a recibir más de 110 taricayas. El cuidado, mantenimiento y tratamiento que brindó UPA con su staff de profesionales voluntarios se logró con al apoyo de Zürcher Tierschutz - Zurich Animal Protection (de Suiza).

No obstante, en este lapso surgió la preocupación sobre dónde liberar, exactamente, a las tortugas ya que se desconocía su origen genético. Para determinarlo, profesionales de la Universidad San Marcos sometieron a 30 ejemplares escogidos al azar a costosas pruebas genéticas (mediante muestras de sangre, fluidos bucales y cloacales). Con los resultados en mano, el personal de UPA trasladó –gracias a la colaboración de LATAM– a más de 110 animales, el 4 de noviembre, hasta el Centro de Rescate Amazónico (CREA) en Iquitos, lugar donde pasarán por cuarentena, previo a su liberación definitiva. Se trata de la movilización más grande de taricayas por iniciativa de la sociedad civil en lo que va de este año.

Exigen al Estado regular a zoocriaderos

El mediático caso del zorro andino Run Run, vendido en el Centro de Lima, haciéndolo pasar por perro doméstico, demuestra las nefastas consecuencias del tráfico ilegal de especies exóticas.

“Exhortamos a las personas en general que tengan en cuenta que especies silvestres como estas (tortugas taricayas) no deben ser jamás arrebatadas de su hábitat natural para ser mascotas en domicilios ni tampoco compradas de zoocriaderos, ya que sigue siendo una especie silvestre. Y resulta que, al poco tiempo, las personas se aburren de tener estos animales, o las peceras les quedan chicas y, luego de eso, quieren donarlas cuando nunca debieron estos animales salir de sus hábitats”, declaró la médico veterinario Eva Chomba, vicepresidenta de la Asociación Unidos por los Animales (UPA).

Sin embargo, la también activista aclaró que la responsabilidad de este continuo atentado a la fauna silvestre recae, con mayor peso, en las autoridades nacionales con su inacción. “Esperamos que las autoridades (SERFOR) puedan concientizar más a la población y que ellos también consideren la regularización de los zoocriaderos ya que la misma naturaleza puede controlar las poblaciones existentes sin extraer individuos mediante la intervención del hombre” exhortó Chomba.

PODCAST RPP | Exjefa de la SUTRAN dijo desconocer si hubo negociación para su salida

Patricia Cama ratificó de tuvo conocimiento del término de su designación a través de la resolución publicada un día después de la reunión del ministro de Transportes, Juan Silva, con dirigente de algunos gremios de transportistas.