Referencial (Juan Galv

Continúan los disturbios en la provincia de Andahuaylas, Apurímac, donde los pobladores y dirigentes de la Junta de Usuarios del Distrito de Riego Andahuaylas-Chincheros exigen la conservación y preservación del agua, así como la protección de las cabeceras de cuenca.

En horas de la mañana, un grupo de manifestantes llegó hasta el hospital Hugo Pecse, para conocer el estado de salud de 34 personas-incluyendo policías-que resultaron heridas durante la protesta ocurrida ayer, tras la fallida reunión con la Comisión de Alto Nivel del Ejecutivo.

Autoridades del referido hospital precisaron que seis heridos de gravedad fueron evacuados hacia hospitales de mayor complejidad en Lima.

Mientras tanto, otro grupo de pobladores acudió a la comisaría de Andahuaylas, lugar donde permanecen detenidas ocho personas.

Lea más noticias de la región Apurímac