RPP/El

El gobernador de Ayacucho, Wilfredo Oscorima Núñez, fue sentenciado a dos años de pena privativa de libertad con ejecución suspendida e inhabilitado por el mismo período por el delito de contra la administración pública en la modalidad de omisión de funciones en agravio del Estado.

El Segundo Juzgado Penal, presidido por la juez unipersonal, Roxana Molina, luego de escuchar la acusación de fiscal anticorrupción Jorge Nicolás Quispe, y los alegatos de defensa de su abogado Cesar Nagasaki, determinó que el gobernador regional también deberá pagar 150 mil soles como reparación civil a favor del Estado.

Asimismo, fueron sentenciados los funcionarios del primer período de gobierno de Oscorima NUñez, los exgerentes Tony Hinojosa y Teodoro Ayala, como autores del delito contra la administración pública en la modalidad de negociación incompatible en agravio del Estado, a cuatro años de pena privativa de la libertad, cuya ejecución suspendida e inhabilitación de funciones.

Los hechos ocurrieron en el 2012, cuando el gobierno regional de Ayacucho compró tractores agrícolas por un monto de seis millones de soles, avalado por el acuerdo del Consejo Regional que declaró en situación de emergencia la región.

La resolución también señala que los sentenciados no podrán ausentarse del país ni cambiar su lugar de residencia sin autorización expresa del juez, presentarse en forma personal y obligatoria al local del juzgado cada fin de mes a efecto de informar y justificar sus actividades y firmar el libro de condenados.

Del mismo modo, la resolución indica que no debe cometer un nuevo delito doloso, cumplir con el pago íntegro de la reparación civil, dentro del plazo de 2 años.

En caso de incumplir cualquiera de las reglas impuestas, se revocará  la condicionalidad de la pena impuesta y se hará efectiva disponiendo su internamiento en el establecimiento penitenciario.

Lea más noticias de la región Ayacucho