RPP/ Referencial

En un ajuste de cuentas fue asesinado un joven de 22 años en inmediaciones de la plataforma deportiva del asentamiento humano Campo Amor, en la provincia tumbesina de Zarumilla.

Se trata de José Rafael Jimenez Barrantes, quien previo al hecho libaba licor en un bar.

Tras recibir una llamada, camino hasta el campo deportivo donde dos sujetos a bordo de una moto acabaron con su vida de seis balazos, de los cuales tres le cayó en la cabeza, dos en el tórax y otro en la mano derecha.

Según testigos, los homicidas serían sicarios porque los mataron sin piedad y porque llevaban casco que les cubría el rostro para evitar ser identificados.

Aunque el alcalde Edmundo Romero Da Silva minimiza estos ajustes, la población zarumillense exige mayor patrullaje policial y del serenazgo para detectar la presencia de estos criminales.

Lea más noticias de la región Tumbes