A fin de verificar si los centros de rehabilitación brindan sus servicios en buenas condiciones, funcionarios del área de Defensa Civil de la Municipalidad Provincial de Huancayo (Junín) realizaron una inspección a dichos establecimientos ubicados en el centro de la ciudad.

En tres locales que fueron inspeccionados se encontró hacinamiento y falta de seguridad en los cables eléctricos. Asimismo, en los dormitorios se utilizan camarotes de tres pisos para albergar a mayor cantidad de internos.

En algunos casos, las personas a rehabilitarse prenden las cocinas a leña con papeles, cartones y aserrín provocando que el humo ingrese a sus organismos.

En algunos casos los responsables de los establecimientos indicaron que no cobran por los servicios que prestan; sin embargo, los propios internos y sus familiares indicaron que pagan entre S/.150 y S/.300, además de aportar con sacos de víveres.

Los centros de rehabilitación inspeccionados fueron “Mi buen pastor” en el distrito de Chilca; “Centro Victoria” en el barrio Yanama y “Dios es amor” en Ocopilla.

Lea más noticias de la región Junín