Cortes

“No habrá despido de trabajadores, no habrá incremento de tarifa, no habrá concesión ni privatización de Sedalib”, así lo aclaró tajantemente el gerente municipal de Trujillo, Ismael Iglesias. 

“Lo que queremos es que Sedalib dé agua y desagüe a la ciudad, lo cual no sucede en este momento, por eso queremos modernizar sus servicios”, expresó.

Asimismo, Iglesias informó que para este 9 de junio se realizará la junta general de accionistas, integrada por los principales municipios de La Libertad, en donde se decidirá el apoyo transitorio para modernizar los servicios.

De no contar con este apoyo -explicó- Sedalib pasaría a ser parte a la administración del Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, con lo que se logrará una inyección económica para nuevas instalaciones de agua y desagüe en los distritos y en la ciudad de Trujillo, donde no se cambian las redes desde hace más de 50 años.

 

Lea más noticias de la región La Libertad