Cortes

Un cargador frontal y una retroexcavadora iniciaron la creación de las 30 nuevas pozas en Huanchaco, Trujillo, para la siembra y cosecha de totorales; el cual ayudará a mantener viva la cultura y tradiciones del lugar.

Esta obra que ejecuta en conjunto el municipio provincial y distrital, permitirá reemplazar las pozas naturales que son inundadas por agua salada y ha dejado al borde de la extinción. “Esto ha ocasionado que se reduzca las oportunidades de los artesanos de seguir construyendo sus caballitos de totora, que tanto atraen a los turistas”, dijo la alcaldesa de Trujillo, Gloria Montenegro.

Los nuevos totorales están ubicados fuera de la zona urbana, aproximadamente a un kilómetro del balneario. Miden aproximadamente 20 metros cuadrados cada uno y tienen una profundidad de 2 a 3 metros.

Lea más noticias de la región La Libertad