Cortes

Mil 200 alumnos de la Institución Educativa Julio Gutiérrez Solari, ubicado en el centro poblado El Milagro de Trujillo, son obligados a pagar 0.50 céntimos mensuales para que se les distribuya el desayuno del programa estatal Qali Warma.

“El subdirector del plantel nos ha indicado que la Apafa se ve obligada a cobrar dicho monto para pagar a cuatro personas que reparten el desayuno”, señaló el congresista Octavio Salazar, tras una inspección inopinada.

Agregó que los alumnos en extrema pobreza reciben desayunos que no cumplen con el aporte nutricional requerido.

Mientras que en visita al proveedor del programa Qali Warma en Trujillo, consorcio industrial Natividad Foods, se detectó que las bandejas metálicas donde se hornea el pan para 40 colegios están oxidadas y hongos en las cortinas de las cámaras de fermentación. “Esto representa un riesgo para la salud de los escolares”, concluyó.

Lea más noticias de la región La Libertad