El presidente del directorio de la empresa de Servicio de Agua Potable y Alcantarillado de La Libertad (Sedalib), Mario Reyna, aseguró que los obreros de esta entidad estarían siendo manipulados por otros intereses y que existe mucha desinformación respecto a la situación de esta.

Tales declaraciones las dio luego de superar un impase cuando los obreros de Sedalib impidieron el ingreso de los miembros del directorio a una sesión. Finalmente, la reunión se dio luego que el fiscal de Prevención del Delito, Rodrigo Monte Briceño, constatara la retención de la libertad por más de hora y media de Reyna y de otros integrantes del directorio.

Reyna aclaró que no está en contra de la buena marcha de la empresa sino que actualmente se está tratando e conocer al 100% de lo que adolece para mejorarla técnicamente. Asimismo, dijo que la actual situación económica y financiera de Sedalib se debe a las administraciones anteriores que arrastraron deudas al Fonavi, entre otras.

Finalmente, expresó su malestar por la ausencia a del gerente general de Sedalin, Carlos Venegas Gamarra, quien viajó a Lima sin que este viaje haya sido autorizado por el directorio y, mucho más, cuando en la sesión se iba a exponer los resultados de la evaluación realizada a la empresa.

 

Lea más noticias de la región La Libertad