En un operativo conjunto entre personal de la Divincri, Divandro y Policía de Carreteras de la ciudad de Tumbes se intervino en un bus interprovincial, tres kilos de pasta básica de cocaína, que habían sido camuflados al estilo momia, a la altura del peaje de Cancas.

Cabe mencionar que este método consiste en vendarse la droga a una parte del cuerpo de manera que se camufle y pueda ser transportada de un lugar a otro.

En la intervención se detuvo al pasajero Marcelino Mejía (51), quien tenía la pasta básica de cocaína vendada a las piernas y parte de la cintura.

Mejía manifestó que la droga se la dieron en Chiclayo para que la entregue en Tumbes a un sujeto apodado Pantera, que le pagaría 400 dólares.

El intervenido quedó en las instalaciones de la Divandro para continuar con las investigaciones correspondientes.

Lea más noticias de la región Tumbes