RPP/Karin Zelada/Referencial

Durante varias horas la región Tumbes soportó lluvias torrenciales, acompañadas de relámpagos y truenos que alarmó a la población.

Los moradores de las provincias de Zarumillas, Contralmirante Villar y Tumbes, ubicadas en zonas inundables, temen que sus viviendas pudieran colapsar por tener sus bases en malas condiciones.

En la Panamericana Norte, camino a Zorritos, se registró el deslizamiento de cerros obstaculizando el tránsito vehicular.

También, se activaron varias quebradas entre los distritos de Corrales y Los Pinos en Zorritos, poniendo en peligro las viviendas aledañas.

Con relación al fuerte oleaje reportado en varias playas del litoral tumbesino, voceros de la Capitanía de Zorritos informaron que después de un monitoreo se determinará si se continúa o no con el cierre de puertos y caletas.

Por otro lado, tras 64 horas de permanecer interrumpido el abastecimiento de agua potable, se reanudó el vital servicio para tranquilidad de la población afectada.

Cabe indicar que en el distrito de Casitas, varios caseríos han quedado aislados por la activacion de la quebrada Bocapán.

En emergencia

Ocho mil viviendas del distrito de Zorritos (provincia de Contralmirante VIllar) han quedado inundadas, informó el jefe de Defensa Civil de Zorritos, William Chunga.

Asimismo, cuestionó que el gobierno regional no haya abstecido a tiempo los almacenes de Zorritos con calaminas, sacos, plásticos, etc, ante estos desastres naturales.

Lea más noticias de la región Tumbes